BIM / 3D

Introducir procesos BIM (Building Information Modelling) desde el comienzo del proyecto ayuda a proteger y dar prioridad a los objetivos de desarrollo hasta llegar a las fases de operación activa y desmantelamiento.

BIM permite conocer mejor el entorno de construcción, reduciendo así el riesgo de problemas con el diseño y asegurando la funcionalidad de los activos. Al eliminar los procesos y actividades ineficientes, se ahorra dinero y se reduce el impacto medioambiental.

Adoptar un enfoque BIM ayuda a que el proyecto sea predecible tanto en el reparto de la inversión como en su ejecución. Tradicionalmente, el volumen de información sobre diseño y construcción manejado por los operadores es mínimo. BIM favorece la transferencia de datos y facilita la resolución de los problemas de mantenimiento, lo cual repercute en un ahorro de costes a largo plazo.

Ir arriba